¿SE PUEDE SER ARQUITECTO AUTÓNOMO EN ESPAÑA?_PABLO GONZALEZ





martes, 22 de enero de 2013


¿Se puede ser arquitecto autónomo en España?



Pues la cosa está muy difícil la verdad. Voy a tratar de exponeros los gastos que tiene un arquitecto autónomo a lo largo de un año (y los ingresos que va a necesitar) para que podáis valorar lo que cuesta.

Para empezar deberéis estar en posesión del título habilitante de arquitecto expedido por cualquiera de las múltiples escuelas de arquitectura que hay en España hoy después de, en el mejor de los casos, haber cursado la carrera en menos de 6 años, proyecto final de carrera incluido. Este título cuesta mucho esfuerzo y dinero (si queréis que el título os sea convalidado a nivel europeo, aún más dinero).

Os darán un papel que os valdrá como si fuera el título al cabo de poco tiempo, puesto que el título en forma de diploma "sólo" tardarán año y medio en entregároslo en el mejor de los casos. Con ese papel ya podéis ir al Colegio Oficial de Arquitectos de vuestra Comunidad Autónoma o a cualquiera de sus delegaciones provinciales, para poder colegiaros. He de deciros que si vais a ejercer de arquitectos autónomos, es decir, por cuenta propia y tener la capacidad de emitir facturas por servicios de arquitectura, con los documentos visados, estar colegiado es requisito obligatorio.

Bien, hasta aquí todo es normal, pero aquí empiezan los líos de gastos. Estar colegiado supone una cuota semestral de 223,85 €, es decir, de 447.7 €/año.

Fenomenal, ya nos hemos colegiado y ahora queremos hacer nuestro primer encargo (suponiendo que tengamos un cliente claro, algo harto complicado hoy en día). Vamos a suponer que una señora nos llama para ampliar su vivienda unifamiliar, en unos 100 m2 porque su hija quiere irse a vivir con ella pero no caben todos juntos.

Por supuesto tu te ofreces a hacer el encargo porque estás muy animado a hacerlo y todavía recuerdas los tiempos tan buenos que pasaste dibujando en la escuela y lo bonito que le va a quedar a la señora su flamante ampliación, que tu te imaginas en acero inoxidable con acabados de madera y unos voladizos espectaculares de un canto finísimo, del que cuelga un jardín vertical que aprovecha la energía geotérmica y la vuelve a meter dentro de la vivienda, con lo que el consumo energético de la vivienda se reduce en un 90% aproximadamente.

Con todos estos ánimos que te da tu primer encargo debes ir a la delegación de hacienda más cercana y darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), epígrafe 411 (arquitectos) y ya podrás facturar y empezar a declarar el IVA cada tres meses.

Estupendo ya somos trabajadores autónomos con capacidad para emitir facturas, pero ahora tenemos que cotizar. Como somos arquitectos, podemos escoger entre: Seguridad Social, Hermandad de Nacional de Arquitectos y Químicos o bien ambas si queremos. Esto vale 281.84 €/mes en el caso de la Seguridad Social y unos 287 € en caso de la HNA, es decir más o menos lo mismo. Esto supone un gasto anual de 3.382.08 €/año en caso de escoger la Seguridad Social, que es el que cogeremos como ejemplo.

Bueno, ya te has asustado un poquito, pero no importa porque sigues con una ilusión tremenda por el encargo que parece que te va a salir y del que ya llevas 3 servilletas de papel de cafetería con dibujos hechos a lápiz de ideas que te han ido llegando mientras tomabas unas cañas con tus colegas.

Decides llamar a la posible cliente para poder hablar un poco acerca de la propuesta y del coste que le va a suponer. Ella dice que mejor le mandes un presupuesto, en principio sólo de honorarios, para poder hacerse una idea de lo que le va a cobrar un arquitecto por "dibujarle" la obra. Tú le contestas que estás encantado, le trasmites tu ilusión por el encargo y le dices que a primera hora de mañana le mandas un correo electrónico con los honorarios.

Ahora toca lo más difícil, poner precio a tus servicios. ¿Le cobramos por horas trabajadas?, ¿le cobramos en función del Presupuesto de Ejecución Material (PEM)?, ¿o en función de módulos colegiales?.

Decides que lo mejor es un porcentaje en función del PEM. Hace unos 5 años, para una vivienda unifamiliar lo suyo era un porcentaje entre el 8% y el 12% para una intervención pequeña. Decides que con un 6%, ya que es tu primer encargo, será suficiente. Pero, ¿un 6% de cuánto?.

Pues aquí os dejo un link con los costes de referencia de la Comunidad de Madrid.

50.505 € es el resultado de haber metido los siguientes datos en esa página:

Vivienda adosada de 100 m2 en Robledo de Chavela, con acabados medios. Ese es el precio aproximado de la construcción (no del suelo) de la ampliación de la vivienda de la señora.

Así que tus honorarios ascienden a un total de...3.030 €.

Fenomenal, mandas el correo y esperas la contestación de la susodicha. Pasa una semana y como no has recibido respuesta decides llamarla para ver si ha tenido tiempo de ver la oferta que le propones. Ella dice que sí, que la ha estudiado con su hija y que le parece excesiva, que ha consultado con su yerno y que conocen a un constructor que no les cobraría el proyecto.

Lo que esta señora y su yerno no saben es que las carpinterías, las puertas y el terrazo tan bonito que tienen en mente les va a salir un 30% más caro de lo que sería en realidad porque por supuesto el constructor no va a perder ni un solo euro en esto (cobrándose el proyecto de una manera que el cliente no se de cuenta), recuperándolo en los materiales que he mencionado (por ejemplo).

Pero vamos a suponer que tienes un amigo común con la hija de la señora y deciden, muy a su pesar que te conceden el proyecto. ¡¡¡¡¡¡¡¡Síiiiii!!!!!!!!! Tu primer encargo ya está en marcha.

¡Que ganas de empezar!

Como acabas de salir de la carrera y no tienes dinero para costearte un local, el proyecto íntegro lo haces en  tu casa (que sigue siendo la de tus padres). El proyecto básico te lleva poco tiempo y con este puedes ir solicitando la licencia en el ayuntamiento para aligerar los trámites de cara al proyecto de ejecución y el inicio de la obra.

Visar el proyecto básico te cuesta unos 90 €, que puedes poner a nombre del cliente, si se lo has dicho antes, o bien tendrás tu primer encontronazo con el (ella en este caso).

Imprimirlo entero te vale otros 40 €, papel, cartuchos de tinta y encarpetado del proyecto, además de dos copias adicionales íntegras, que serán entregadas al ayuntamiento, al cliente y a tu estantería. Es decir 120 €.

El de ejecución te vale visarlo unos 130 €, con sus tres copias igualmente del proyecto (que ahora es más grande por estar completo) 60 €/copia = 180 euros.

Ahora bien, has de estar asegurado, como responsable de la obra y del proyecto en una empresa aseguradora. Pongamos el ejemplo de ASEMAS, que es el que mejor conozco.

Has de saber que tienes responsabilidad civil durante los próximos 10 años de las obras que termines, durante los cuales tienes que pagar unas cuotas trimestrales (o anuales) a tu empresa aseguradora. Si te aseguras por el importe mínimo (que son los primeros 100.000 € de responsabilidad) pagarás en torno a 700 € al año durante 10 años (sí, has leído bien, 7.000 € asegurar la mierda de la vivienda).

Además, tendrás que abonar el 3 por mil de cada obra de la que te quieras asegurar en concepto de Declaración de Riesgo de Obra (en adelante DRO), que para el caso que nos atañe serán 151.52 €. Así que el primer año estamos hablando de 851.52 €.

Bien, será motivo de otra entrada, cómo hacer los visados telemáticos, pero de momento nos damos con un canto en los dientes al tener el proyecto entregado en el ayuntamiento con la licencia de obras en la casa de la señora y su hija.

Empezamos la obra. Te habrás dado cuenta que vives (por ejemplo) en Móstoles y que ir hasta Robledo de Chavela y volver te supone 109,2 Km. Menos mal que tu padre te deja el coche, que además es diesel y consume menos. Como tu coche consume 6 litros a los 100 y estamos hablando de unos 100 Km ida y vuelta, pues 6 litros en total. A 1,30 € el litro, pues en total, ir y volver te cuesta 7,8 €. Afortunadamente no tienes que pagar el seguro del coche ni su mantenimiento.

Te avanzo que la obra te va a durar todo el año (unos 3 meses que ha tardado el ayuntamiento en darte la licencia de obras, los retrasos de la obra y el certificado final de obra que también tardará), aunque tus trabajos serán lo más rápidos posibles y en función de los que le habrás dicho a la señora que en 5 meses tiene la casa terminada.

Durante el año entero harás unas 20 visitas (unas 2 al mes), lo que te supondrá 156 € en gasolina.

Una vez terminada la vivienda tendrás que hacer el libro del edificio que imprimirlo serán unos 200 € en total, con todas las copias encarpetadas y listas para entregar.

Suponiendo que las instalaciones y las estructuras te las hayas calculado tú y no hayas pedido a un tercero que lo haga por ti, el resultado de gastos totales para todo el año será el siguiente:

Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid:            447,70 €
Seguridad Social:                                              3.382,08 €
Proyecto básico:                                                  120,00 €
Proyecto de ejecución:                                         180,00 €
ASEMAS:                                                           851,52 €
Gasolina:                                                              156,00 €
Libro del Edificio:                                                 200,00 €

TOTAL:_____________________________ 5.337,30 €

Recuerda que has cobrado 3.030 € porque si no, se llevaba el proyecto la constructora, así que, proyectar y ejecutar un vivienda de 100 m2 para un joven arquitecto recién dado de alta no sólo no supone ingresos, si no que sus padres tendrán que pagar unos 2.000 € para poder soportar las deudas que tendrá (y que seguirá teniendo durante los próximos 10 años puesto que seguirá debiendo 6.200 euros a ASEMAS). Todo esto acompañado de que si por lo que sea pasa algo en la edificación el arquitecto puede ir a la cárcel (en cualquier momento durante los 10 primero años) además de tener que pagar indemnizaciones por faltas graves del proyecto o su ejecución.

He tenido clientes que me han regateado mis honorarios. Voy a poner el ejemplo de antes: Yo le digo que van a ascender a 3.030 € y él me dice que si se lo hago por 1.500 el proyecto es mío. ¿Pero qué se creen que vale hacer un proyecto? Cuando van a la panadería y le piden una barra al panadero y éste le dice que son 75 céntimos, el le responde que sólo le va a dar 20 céntimos, ¿Por qué cree que es lo justo?. ¿O al dentista?, ¿o al lotero?, ¿o a la farmacéutica?...

En fin, sirva esto como crítica de nuestra situación, como arquitectos perfectamente preparados pero sin capacidad para poder vivir de nuestra profesión.



Artículo publicado en el blog Hago lo que Hago
blog: http://hago-loque-hago.blogspot.com.es/2013/01/se-puede-ser-arquitecto-autonomo-en.html
Autor: Pablo Gonzalez

No hay comentarios:

Publicar un comentario