VIVIENDA UNIFAMILIAR PAREADA_FERNANDO OIZA REDÍN


© Jorge Moreno




Acondicionamiento de Vivienda en Unifamiliar Pareada, en Pamplona
Arquitecto: Fernando Oiza Redín.

Obra premiada con un Accésit en la XI Convocatoria de los Premios COAVN de Arquitectura en la categoría de Interiorismo (http://bit.ly/11Mc5w7)



FICHA TECNICA

modalidad: INTERIORISMO

nombre del proyecto: ACONDICIONAMIENTO DE VIVIENDA EN UNIFAMILIAR
PAREADA

emplazamiento: PAMPLONA. NAVARRA
promotor: PRIVADO
constructor: SIC DIÁMETRO S.L.
autor del proyecto: FERNANDO OÍZA REDÍN
director de obra: FERNANDO OÍZA REDÍN
colaborador: JUAN AZCONA DUSSEDAT
superficie: 230,0 M2
presupuesto: 175.00 € (E.M.)
fecha de inicio: JUNIO 2012
fin de obra: NOVIEMBRE 2012
fotografías: Jorge Moreno www.jorgemorenofotografo.com 




MEMORÍA DESCRIPTIVA

Interpretar positivamente la construcción existente para adaptarla a una forma de vida contemporánea es como se reorienta el encargo recibido, inicialmente planteado como la simple redecoración de una vivienda que había quedado obsoleta en todos los sentidos. Para ello se cuenta con la imprescindible complicidad de unos excelentes clientes: abiertos de mente y respetuosos en grado sumo.
Se trata tipológicamente de una vivienda unifamiliar pareada que data de los años ’50, correctamente ejecutada desde el punto de vista constructivo con los materiales y técnicas propios del momento. Sin embargo –al menos en apariencia- escasamente ambiciosa en términos estilísticos y compositivos, hasta el punto de ser prácticamente la traducción construida de la casa arquetípica que dibuja un niño.
Desde el punto de vista urbano disfruta de una situación privilegiada al encontrarse a caballo entre un ensanche ordenado a principios del siglo XX, y el parque de borde que formaliza la articulación de la ciudad con el límite de la meseta sobre la que se asienta.
El proyecto parte de una interpretación positiva de las condiciones de partida existentes (construcción y entorno), para adaptarlas a una forma de vida contemporánea. El edificio se piensa como “casa”, no solamente en lo que tiene de cobijo, si no como un ámbito preparado para generar satisfacciones a sus habitantes. Espacios concebidos de manera fundamentalmente fenomenológica adaptados a condiciones específicas de uso, incidencia solar, estación del año, momento del día… bajo los que subyace una estricta cuadrícula estructurante que gobierna la solución en todos sus aspectos: naturalmente estructura, pero también; escala, módulo, ritmo… o bien la distribución de las estancias del programa colocadas jerárquicamente respetando escrupulosamente el trazado regulador.
El carácter contemporáneo se aplica en el diseño de la solución a través de la tecnología. No obstante es precisamente gracias a ella que concepciones espaciales no convencionales, pueden disfrutarse con pleno confort ambiental bajo unos estándares de consumo energético responsables. La técnica y materiales desarrollados (especialmente de compartimentación) que permiten el control o la fluencia del espacio son el complemento necesario de las instalaciones para alcanzar la síntesis entre el espacio  propio de la arquitectura moderna -indistintamente fluido y de complicado confort ambiental- con el premoderno, en la que esta era una de sus principales virtudes, junto con la escala doméstica.
Sistemas de compartimentación más elaborados permiten actuar sobre el espacio de manera sencilla y económica, moldeándolo casi a voluntad en función de las condiciones ambientales del entorno, requerimientos concretos de uso, o bien por puro placer estético. La vivienda resulta de esta forma enriquecida en términos cualitativos gracias a esa cualidad cambiante que le aportan los sistemas de compartimentación espacial. La vivienda se concibe como un espacio global y fluido en términos de percepción y uso, dentro del que se insinúan algunos subespacios mediante la propia arquitectura: la posición de las escaleras, la estructura o el módulo impuesto a la solución, matizan de manera natural el originario espacio “único” que ocupa el volumen. Como confirmación de lo anterior se incorporan una serie de líneas de distribución textil que ocasionalmente se asocian con mamparas de vidrio transparente de manera que el máximo grado de intimidad pueda ser satisfecho, cuando las condiciones de uso así lo requieran, pero evitando que una necesidad eventual condicione permanentemente la distribución y por consecuentemente, la percepción del espacio. Esta alternativa conlleva también un beneficio en términos cuantitativos, al permitir el crecimiento hacia el interior de la vivienda por simple segregación de ambientes.
En resumen se ha pretendido obtener el máximo rendimiento de la construcción existente, partiendo de una tipología y un programa estándares, diseñar una vivienda utilizando materiales y técnicas de construcción contemporáneas, en la que se fomente el desarrollo de formas de habitar actuales.


 © Jorge Moreno

 © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

  © Jorge Moreno

 © Jorge Moreno

 © Jorge Moreno

 © Jorge Moreno

 © Jorge Moreno

© Jorge Moreno











No hay comentarios:

Publicar un comentario